Make your own free website on Tripod.com

Historia y política

Información sobre México

José Herrera Peña

Quien es el editor


Portada

Sección política

Enlaces

Ilustraciones

Temario y cronología

 

 

índice

Semblanza


I. VIAJES

1. IDIOMAS

2. PARÍS

3. EUROPA

a) Italia

b) Los otros países


II. EL BOTÁNICO

TOURNEFORT

PLUMIER

LYNNEUS

PLANTAE SELECTAE

DE CANDOLLE

OTROS BOTÁNICOS

OBRAS DE APOYO

HUERTAS

JARDINES

RASPAIL

VON LIEBIG

BOUSSINGAULT

OTROS TRABAJOS


III. NATURALEZA

1. LECLERC

2. JARDÍN DE PLANTAS

3. PRECURSORES

4. CONTEMPORÁNEOS

A.  LYELL

B. OTROS

5. MANUALES


IV. SOCIEDAD

A. Filosofía

1. BAYLE

2.  FRERET

3. D’ALEMBERT

4. DIDEROT

5. ENCICLOPEDIA METÓDICA

B) Biografía e historia

1. GIBBON

2. GIRARD

3. GAILLARD

4. CHATEAUBRIAND

5. MICHELET

6. OTROS

7. LAMENNAIS

8. OTRAS OBRAS

C. Literatura

1. Novela

2. Poesía y fábula


CONCLUSIÓN

_____________



FONDO MELCHOR OCAMPO

Biblioteca Pública de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

 

A. GENERALIDADES

B. LOS TREINTA Y OCHO LIBROS

A. GENERALIDADES

B. LOS TREINTA Y OCHO LIBROS






MELCHOR OCAMPO

algunos de sus libros

por

JOSÉ HERRERA PEÑA


I. VIAJES

El 5 de enero de 1840 acaba de cumplir veintiséis años de edad. En abril ha llegado a Burdeos y en mayo a París, capital del mundo en esa época. En México leyó El Viajero político[1]. Ahora se prepara para conocer con precisión sus derechos y obligaciones. Adquiere una obra clave: el Conductor general del extranjero en París[2].

Domina a la perfección el latín, que fue “única lengua permitida en las aulas” durante los cinco años que estuvo en el seminario de Morelia. No está mal su griego ni su hebreo. Y no le teme al ruso. Por otra parte, habla, lee y escribe con fluidez el francés. En este idioma estudió cinco años su carrera en la Facultad de Jurisprudencia, en México. Y no tiene dificultades con el italiano ni con el portugués. En cambio, no ha practicado lo suficiente el alemán ni el inglés. Y el idioma chino todavía encierra para él múltiples enigmas.

Francia no es más que una etapa del largo viaje que piensa emprender. Más allá, está el resto de Europa; luego, quizá, el imperio ruso, y por último, el lejano oriente, en cuyo corazón se encuentra la legendaria China, país que le atrae, le seduce, le fascina. Regresará a México siguiendo la ruta del galeón de Manila y desembarcará en Acapulco. Tales son, al menos, sus proyectos. Bien se sabe que no llegará a realizarlos.

Sea lo que fuere, se hace de tres obras concernientes al caso: un Atlas de geografía universal[3]; la monumental Historia general de los viajes, de La Harpe, en treinta tomos, que relata todos los viajes que se han hecho alrededor del mundo y en el gran océano desde 1764[4], y Paseo alrededor del mundo de Jacques Arago, personaje fascinante que participó como diseñador en la expedición de las corbetas “Uranie” y “La Physicienne” alrededor de la Tierra durante los años que corrieron de 1817 a 1820.

Menos conocido hoy que su hermano Francisco (sabio y político), Jacques Arago formó parte de la expedición conducida por Luis de Freycinet que, poco cuidadoso del reglamento, arrastró a su mujer Rosa en su aventura. En la isla Mauricio, Arago se interesó en los escritores locales, y en Hawai, descubrió los motivos del tatuaje. La corbeta prosiguió su viaje por Tonga y Australia, atravesó el Océano Pacífico, y al doblar el Cabo de Hornos, naufragó en las islas Malvinas.

Su relato conoció un éxito inmediato y ha sido varias veces reeditado. El autor acaba de perder la vista en 1837, pero el recuerdo de este viaje fuera de lo común no ha cesado de motivarlo. Dos años más tarde propondrá una nueva versión: Recuerdos de un ciego: viaje alrededor del mundo. La reina de una isla dirá que ve la luz, a pesar de que tiene “la noche en los ojos”. Así, ciego, seguirá viajando y escribiendo. Años después publicará otras dos obras: Viaje alrededor del mundo sin la letra A y Dos Océanos. Mientras tanto, Ocampo adquiere la primera: Paseo alrededor del mundo, en dos tomos[5].

Adicionalmente, se hace también el Anuario de los viajes para 1835[6]. Es cierto que le hubiera gustado la edición más reciente, pero está agotada. No importa. La información de estos anuarios es esencialmente la misma.

En su biblioteca de Pateo leyó dos obras sobre idiomas que le ayudarán en su viaje por el mundo: el Catálogo de las lenguas de las naciones conocidas, y numeración, división y clases de éstas según la diversidad de idiomas y dialectos, de Hervás, en seis tomos[7], así como los Elementos de la gramática universal, de Plegrin[8]. Así que ya tiene una idea general sobre los problemas lingüísticos que habrá que enfrentar.

Durante su estancia en París, no descansará un solo momento. Durante el día, irá a museos, galerías de arte, bibliotecas, librerías, calles, plazas, palacios, jardines y restaurantes[9]. Y durante la noche, a cafés, bares, conciertos, teatros y espectáculos[10]. La cocina es la base de la cultura. Adquiere una gruesa revista sobre el tema[11]. Además, quiéralo o no, se verá envuelto por los eventos políticos que sacuden a la sociedad francesa. Al principio, será guiado por sus amigos. Luego, los hará partícipes de sus descubrimientos.

 


[1] “El viajero político”, número 61 de la lista de albaceas.

[2]Conducteur génerale de 1'etrange dans París”, número 350 de la lista de los albaceas. (NOTA: En éste y los demás títulos, se respetará la trascripción de los albaceas, tal como ellos la hicieron, con su propia ortografía, según el orden numérico, texto y anotaciones publicadas por Raúl Arreola Cortés, Obras Completas de don Melchor Ocampo, Comité Editorial del Gobierno del Estado de Michoacán, 1986, tomo I)

[3] “Atlas de geografía universal”, número 23. Nota de Arreola: “(Debe ser el de Lapié, París, 1830)”.

[4] J.-F. La Harpe, Abrégé de l'histoire générale des voyages, Paris, Ménard et Desenne, fils, 1825. Aparece en la lista de los albaceas en el número 288 bajo el título “La Harpe. Histoire sur voyages. Anotación de Arreola: “(El título es: Agrégé de I'Histoire Genérale des voyages... Par J-F Laharpe. París, 1822). Sólo se conservan en la Sala Ocampo 12 volúmenes”.

[5] Jacques Arago, Promenade autour du monde pendant les années 1817, 1818, 1819 et 1820, sur les corvettes l'Uranie et la Physicienne, Leblanc, Paris, 1822. Aparece en el número 392 de la lista de albaceas bajo el título “J. Arago. Promenade authour du Monde”.

[6] Ch. Charton, Epinal, Annuaire de voyages pour 1835, chez Gérard. No aparece en la lista de los albaceas, pero sí en la biblioteca de la sala Melchor Ocampo.

[7] Lorenzo Hervás, Catálogo de las lenguas de las naciones conocidas, y numeración, división y clases de éstas según la diversidad de sus idiomas y dialectos, Madrid, 1800. No aparece en la lista de los albaceas, pero sí en la biblioteca de la sala Melchor Ocampo.

[8] Lamberto Plegrin, Elementos de Gramática Universal, Marsella, 1826. No aparece tampoco en la lista de los albaceas, pero sí en la biblioteca de la sala Melchor Ocampo.

[9] Melchor Ocampo, Cocina francesa, s/f.

[10] Melchor Ocampo, Una confesión, París, Octubre 22 de 1840.

[11] Revue Cuisinaise”, según Oviedo Mota; “Revue de connaissances”, según Arreola, número 471.

 


1. IDIOMAS
















Arriba


Portada

Sección política

Enlaces

Ilustraciones

Temario y cronología