Make your own free website on Tripod.com

Historia y política

Información sobre México

José Herrera Peña

Quien es el editor


Portada

Sección política

Enlaces

Ilustraciones

Temario y cronología

 


índice

Semblanza


I. VIAJES

1. IDIOMAS

2. PARÍS

3. EUROPA

a) Italia

b) Los otros países


II. EL BOTÁNICO

TOURNEFORT

PLUMIER

LYNNEUS

PLANTAE SELECTAE

DE CANDOLLE

OTROS BOTÁNICOS

OBRAS DE APOYO

HUERTAS

JARDINES

RASPAIL

VON LIEBIG

BOUSSINGAULT

OTROS TRABAJOS


 III. NATURALEZA

1. LECLERC

2. JARDÍN DE PLANTAS

3. PRECURSORES

4. CONTEMPORÁNEOS

A.  LYELL

B. OTROS

5. MANUALES


IV. SOCIEDAD

A. Filosofía

1. BAYLE

2.  FRERET

3. D’ALEMBERT

4. DIDEROT

5. ENCICLOPEDIA METÓDICA

B) Biografía e historia

1. GIBBON

2. GIRARD

3. GAILLARD

4. CHATEAUBRIAND

5. MICHELET

6. OTROS

7. LAMENNAIS

8. OTRAS OBRAS

C. Literatura

1. Novela

2. Poesía y fábula


CONCLUSIÓN

_____________



FONDO MELCHOR OCAMPO

Biblioteca Pública de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

 

A. GENERALIDADES

B. LOS TREINTA Y OCHO LIBROS






MELCHOR OCAMPO

algunos de sus libros

por

JOSÉ HERRERA PEÑA


IV. SOCIEDAD

 

B) Biografía e historia

7. FELICIDAD ROBERTO LAMENNAIS

Pero el joven michoacano se interesa también por los asuntos de su tiempo, sobre todo, los que tratan de las relaciones entre la iglesia y el estado, que son los mismos en Francia, en México o en cualquier otro país en que la jerarquía católica lucha por obtener, mantener o recuperar el poder político. Por una parte, adquiere El poderío de los Papas[1], y por otra, algunos trabajos de Felicidad Roberto de Lamennais, hombre que, no por extrañamente contradictorio, ha dejado de hacer ruido, tanto, que ha sido tomado en cuenta hasta por el Papa.

Lamennais nació en 1782 y morirá en 1854. Vive, pues, mientras Ocampo está en Francia. Ha sido un ultramontano resuelto a “liberar” a la iglesia del poder temporal. Enemigo decidido de la Universidad, en 1808 publicó sus ideas en Reflexiones sobre el estado de la iglesia de Francia[2].

 (Félicité Robert de Lamennais, Réflexions sur l'état de l'Eglise de France, Paris, 1808; número 299 de la lista de los albaceas).

Sacerdote en 1816, se volvió célebre al publicar su Ensayo sobre la indiferencia en materia de religión, 1817-1823, en cuatro tomos; obra sobre la cual Ocampo hará sarcásticos comentarios. Después, saldría a luz su tratado De la religión considerada en sus relaciones con el orden político y social, 1825, que le valió ser llamado a los tribunales.

En 1830 fundó el periódico El Porvenir y la Agencia general para la defensa de la libertad religiosa, y su propiedad de La Chesnaye la convirtió en el lugar de cita de la juventud liberal católica (Lacordaire, Montalembert, etc). Sin embargo, el Papa Gregorio XVI, que lo había recibido en 1824 con los brazos abiertos, condenó sus ideas liberales en la encíclica Mirari vos, de 1832.

Al año siguiente, Lamennais declaró su sumisión a la encíclica, cesó en todas las funciones sacerdotales y escribió las Palabras de un creyente, 1834, que también fue condenada, esta vez, por la encíclica Singulari nos, de ese mismo año. Para la alta jerarquía, el escritor seguía siendo demasiado liberal. Y ser liberal es un lujo que no puede permitirse más que a unos cuantos privilegiados. A partir de 1837, a razón de uno por año, el autor publicó Asuntos de Roma, Libro del pueblo y La servidumbre voluntaria[3].

 (La servitude Volontaire, número 299 de la lista de los albaceas).

En 1840, año en el que Ocampo está en París, da a la luz el panfleto El país y el gobierno, en el que ataca a la autoridad civil, por el cual se le condena y se le encarcela en Sainte-Pélagie. “El famoso abate Lamennais –dice Ocampo-, que nos quería encajar el embudo por lo ancho pretendiendo que la autoridad es la única regla de criterio, está ahora encausado por cierto mamarracho publicado contra el gobierno (la autoridad) que deja muy atrás las filípicas del padre Alpuche, si no en cuanto a torpeza y barbarie de estilo, al menos en cuanto a insolencia y grosería de la sustancia... El gobierno, tan tolerante como es, ha hecho suprimir el panfleto... Su título era Le pays et le gouvernement (el país y el gobierno) y estaba tirado a cincuenta mil ejemplares. Lamennais se da ahora los aires de mártir”[4].

Según Ocampo, las frases más censurables de Lamennais, que él reproduce en francés, son las siguientes: “¿Qué es la cámara de los pares? Políticamente nada; una especie de osario donde se depositan por ordenanza las reliquias de los ministros traspasados o los ambiciosos imbéciles que tientan el brillo, suficientemente dulce, sin embargo, de esta sepultura oficial... Producto de la nueva aristocracia del censo, la cámara de diputados es la coronación del sistema. Posee de hecho el poder supremo, inherente al derecho de votar el presupuesto. Pero este poder, en lugar de girar hacia el bien de todos, no es más que un objeto de tráfico, porque es el centro donde finalizan todas las corrupciones” (JHP).

“¿Qué tal? Aquí tiene usted –prosigue Ocampo en español- al campeón de los papas y de los concilios, al defensor del Magister dixit, convertido en oclócrata desesperado y destruyendo, pues, o intentando destruir la autoridad, cuando la ha presentado también como única salud en la conducta. No se podría decir con justicia que son tan poco sólidas sus razones que no han podido convencer ni producenti. Si yo estuviera desocupado, compondría un Essai sur l’aveuglement en matière de religion et de politique (Ensayo sobre la ceguera en materia de religión y de política) que haría imprimir en una nueva edición del Essai sur l’indifférence en matière de religion (Ensayo sobre la indiferencia en materia de religión) y esta obra tendría entonces la nueva ventaja de ser doblemente pesada, pues constaría de ocho tomos, en vez de cuatro que tiene ahora”[5].

 


[1] “Ruissance des Papes”, número 273.

[2] Félicité Robert de Lamennais, Réflexions sur l'état de l'Eglise de France, Paris, 1808. Aparece en el número 299 de la lista de los albaceas bajo el título “Lanenais. Reflection sur L'etal a la Eglise”.

[3]ídem. La servitud Volontaire”, número 299.

[4] Melchor Ocampo, La electrotipia, la parálisis, el abate Lamennais, París, Noviembre 12 (de 1840).

[5] Melchor Ocampo, Ibid.


8. OTRAS OBRAS



 

 

 

 

 

 

 

 





Arriba


Portada

Sección política

Enlaces

Ilustraciones

Temario y cronología