Make your own free website on Tripod.com

Historia y política

Información sobre México

José Herrera Peña

Quien es el editor


Portada

Sección política

Enlaces

Ilustraciones

Temario y cronología

 

 

índice

Semblanza


I. VIAJES

1. IDIOMAS

2. PARÍS

3. EUROPA

a) Italia

b) Los otros países


II. EL BOTÁNICO

TOURNEFORT

PLUMIER

LYNNEUS

PLANTAE SELECTAE

DE CANDOLLE

OTROS BOTÁNICOS

OBRAS DE APOYO

HUERTAS

JARDINES

RASPAIL

VON LIEBIG

BOUSSINGAULT

OTROS TRABAJOS


 III. NATURALEZA

1. LECLERC

2. JARDÍN DE PLANTAS

3. PRECURSORES

4. CONTEMPORÁNEOS

A.  LYELL

B. OTROS

5. MANUALES


IV. SOCIEDAD

A. Filosofía

1. BAYLE

2.  FRERET

3. D’ALEMBERT

4. DIDEROT

5. ENCICLOPEDIA METÓDICA

B) Biografía e historia

1. GIBBON

2. GIRARD

3. GAILLARD

4. CHATEAUBRIAND

5. MICHELET

6. OTROS

7. LAMENNAIS

8. OTRAS OBRAS

C. Literatura

1. Novela

2. Poesía y fábula


CONCLUSIÓN

_____________



FONDO MELCHOR OCAMPO

Biblioteca Pública de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

 

A. GENERALIDADES

B. LOS TREINTA Y OCHO LIBROS






MELCHOR OCAMPO

algunos de sus libros

por

JOSÉ HERRERA PEÑA


III. NATURALEZA

 

3. CIENTÍFICOS CONTEMPORÁNEOS

A. CHARLES LYELL

Un naturalista inglés llamado Charles Lyell, de cuarenta y tres años de edad, acaba de publicar sus Elementos de Geología, que se tradujo inmediatamente al francés el año anterior, 1839. Hijo de un botánico aficionado, Lyell estudió Derecho, y al mismo tiempo, siguió los cursos del geólogo William Buckland. En 1823 llegó a ser secretario de la Sociedad Real de Geología. Ese mismo año fue a París y conoció a Georges Cuvier, ferviente adepto del catastrofismo, así como al naturalista Alexandre von Humboldt, quien ejercería una profunda influencia sobre él. De regreso a Inglaterra ejerció la abogacía a partir de 1825; pero en 1831, al ser nombrado profesor de geología en el King’s College de Londres, conoció a la hija del geólogo Leonard Horner y se casó con ella el año siguiente. Así que el Derecho lo perdió, pero la Geología lo ha ganado.

Lyell examinó cuidadosa y meticulosamente los antecedentes de esta materia. Al observarse las especies vivientes que yacen fosilizadas en los diferentes sedimentos geológicos, se han dado diferentes explicaciones sobre los periodos de tiempo que representan. Una de ellas, llamada “catastrofismo”, es recurrir a diferentes catástrofes para explicar esos registros. Otra, llamada “neptunismo”, considera el agua como agente universal del cambio geológico. Según ésta, las rocas de la corteza terrestre se han formado por cristalización en un mar universal. Como muchos de los estratos sedimentarios se generan por la acción del agua, se dice que este proceso se generalizó a todo tipo de rocas, incluyendo aquellas que, como hoy sabemos, provienen de procesos volcánicos.

James Hutton (1726-1797) refutó tanto el “neptunismo” como el “catastrofismo” y descubrió dos hechos esenciales que expuso en su obra Teoría de la Tierra, publicada en 1788: el significado del tiempo geológico y la diferencia entre rocas ígneas y rocas sedimentarias. Con el trabajo de Hutton comenzó la muerte del “neptunismo” así como una nueva interpretación del tiempo geológico.

Pues bien, siguiendo a Hutton, el abogado Lyell establece en su obra que las fuerzas que operan en la naturaleza son capaces, en tiempos suficientemente largos, de producir los cambios geológicos que han esculpido la superficie de la Tierra. La naturaleza, pues, actúa de manera uniforme. Y aunque algunos hechos de la historia terrestre pudieron haber sido producidos por catástrofes, es decir por eventos especiales, las fuerzas que operan actualmente son las mismas que han determinado su evolución. Por lo tanto, para entender el pasado hay que observar los procesos que ocurren hoy. Esta teoría, que se conoce como “uniformismo”, tiene como lema: "la clave del pasado es el presente", y en forma revisada, es la filosofía esencial de la geología moderna. Además de clasificar las eras geológicas, Lyell sugiere que las piedras más viejas se aproximan a la edad de 240 millones de años.

A pesar del vacío que le ha hecho la comunidad científica por haberse atrevido a romper la dogmas establecidos, Lyell se ha puesto de moda y ha empujado a muchos jóvenes científicos a seguir sus pasos. Inspirará sobre todo a Charles Darwin, que anda en esos días por los treinta y un años de edad, en la elaboración de su teoría sobre el origen de las especies. Ocampo, en todo caso, que acaba de cumplir veintiséis, adquiere su obra[1].


[1] Charles Lyell, Eléments de géologie. Paris, Levraut et compagnie, 1839. Aparece en el número 270 de la lista de los albaceas, bajó el título “C. Lyell. Géologce”.


4. CIENTÍFICOS CONTEMPORÁNEOS

B) OTROS












Arriba


Portada

Sección política

Enlaces

Ilustraciones

Temario y cronología