Make your own free website on Tripod.com
Historia y política    
Información sobre México

José Herrera Peña

Quien es el editor


Portada

Sección política

Enlaces

Ilustraciones

Temario y cronología





 

 

 

Qué es la piedra

Resumen

El sol del agua

El sol del viento

El sol del fuego

El sol de la tierra

El quinto sol

El fin del quinto sol

 

Sol del agua:

Los gigantes

Más sobre gigantes

Tiahuanaco

La puerta del sol

 

Sol del viento

Los reyes del mar

Los reyes del mar2

Las cavernas

Las cavernas 2

 

Los mapas de los reyes del mar

Con relación al asunto de trópicos que fueron zonas gélidas y éstas, a su vez, regiones tropicales, hace unos años Arlinton H. Mallery reveló al mundo una colección de mapas procedentes de viejos manuscritos turcos, entre ellos, dos mapamundis.

Trátase de los mapas de Piri Reis, héroe turco que escribió sus Memorias y dibujó los mapas en los años de 1513 y 1528. Cartógrafo de conciencia ejemplar, dijo que para hacer sus mapas se había valido de su experiencia como navegante, pero también de otros mapas muy antiguos que habían tenido la calidad de documentos secretos.

No han llegado hasta nosotros más que fragmentos que muestran el Atlántico y sus costas, las americanas, las africanas, las árticas y las antárticas. Las cartas están hechas en pergamino y enriquecidas con numerosas ilustraciones y anotaciones en turco.

En ellas se indican las montañas por su perfil y los ríos con gruesos trazos. Los colores son utilizados de manera convencional: los parajes rocosos están marcados de negro, las aguas arenosas y poco profundas, con puntos rojos, y con cruces los escollos no visibles en la superficie del mar.

Los mapas fueron conservados en el Museo Topkaki, de Estambul, y descubiertos por el Director de Museos Nacionales de Turquía en 1929. Algunos años después, en 1953, Mallery recibió una copia de las cartas a través de la Oficina Hidrográfica de la US Navy.

Los especialistas en la materia, gracias a los recursos de la trigonometría moderna, han podido descifrarlos. La parte del mapa comprendida entre Terranova y el sur de Brasil no presenta problema alguna. Es asombrosa su exactitud. Primera pregunta: ¿cómo pudieron dibujarse los litorales del continente americano en una época en la que aún no se le había descubierto?


Costas de América del Sur y de  la Antártida antes de ser cubierta por los hielos
Mapa de Piri Reis. Foto: Robert Bass (fragmento)

Ahora bien, lo que es más difícil de concebir es lo que sigue: en los mapas de Piri Reis, las riberas del Atlántico, Groenlandia y el continente antártico están trazadas de manera caprichosa. No corresponden a los actuales; pero, en cambio, son muy semejantes a los que existieron cuando Groenlandia y el Antártico eran regiones tropicales.

Se ha podido trazar un mapa del relieve groenlandés con las altitudes, tal como existe bajo esa enorme capa de hielo que lo cubre. Un trabajo similar fue efectuado en el Antártico a partir del Año Geodésico Internacional. Al comparar las cartas modernas con las de Piri Reis, se ha comprobado un paralelismo asombroso.

Las conclusiones de Mallery, expuestas ante el forum de la Universidad de Georgetown, en Washington, fueron tajantes: Groenlandia, según los mapas del almirante turco, fue dibujada antes de que el continente fuera cubierto por los hielos.

Por lo que se refiere a la costa antártica, se esforzó por seguir el mapa milímetro a milímetro, lo comparó permanentemente con los datos modernos e hizo observaciones sorprendentes.

Una de ellas, que las islas indicadas por Piri Reis a la altura de las costas coincidían con los picos montañoso subglaciares descubiertos por la expedición antártica noruego sueco británica Queen Mary Land, y cuyo alzado fue publicado por el Geographic Journal en 1952. 

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos lo reconoció así en una carta enviada al profesor Charles H. Hapgood en julio de 1960

Prosiguiendo con las comparaciones, Mallery encontró sobre la Tierra de la Reina Maud correspondencias perfectas entre los mapas turcos y los levantados en 1954 por Peterman, salvo en un lugar. Piri Reis indicaba dos bahías y Peterman tierra firme.

Mallery expuso el problema al Servicio Hidrográfico y supo estimular tan bien a los más competentes técnicos que éstos emprendieron sondeos sísmicos de verificación en aquel paraje. La carta de Piri Reis tenía razón.

 

El sol del viento

Arriba

Los reyes del mar 2


Portada

Sección política

Enlaces

Ilustraciones

Temario y cronología